COMO SER UN MOZO / MOZA Y NO MORIR EN EL INTENTO

Mientras sufría del síndrome de domingo (esta vez trasladado a un lunes festivo) en mi casa, en pijama, sin bañarme, intento no deprimirme por la soledad y la falta de un abrazo, pensando en un tema más duro que estar solo al terminar un fin de semana: La infidelidad, y el convertirse en un amante. O más bien sobre el tener un/una amante, mozo/moza, tinieblo/tiniebla.

Todo surge por un sufrimiento ajeno. Tan grande que logró perturbarme. A pesar de esto no les voy a dar una cátedra moral sobre tener o no, el ser fiel, el no romper la confianza del otro y toda esa plabrería. Yo soy una convencida de que "ojos que no ven..." y de "el que esculca encuentra...", entonces no les voy a decir qué está mal o no. Cada quien define si pone o no los cuernos. Eso depende de la cantidad de mugre en su conciencia.

De lo que quiero hablar es sobre lo complicado de ser amante si es posible aplicar o no la autopreservación, en caso de que se encuentren o quieran meterse en una situación de este tipo.

Para comenzar, voy dejar claro algo: creo firmemente que la parte fácil es tener una relación paralela y salir victorioso -en este caso solo se trata de prudencia-. En realidad, lo complejo es estar en el lado oculto y no salir con el corazón sacrificado.

Voy a suponer que todos los que leen esto saben de lo que estoy hablando, bien sea por haber salido con alguien comprometido -en cualquier nivel- o porque tuvieron "otro". Así es más fácil entendernos.

No quiero ser repetitiva, pero este es uno de esos casos en los que seguir al pie de la letra la norma evita terminar estrellados, vueltos mierda, renegando de la vida y del más allá por ese error.¿A qué voy? Para ser Mozo, hay que tener madera de mozo. Es decir, nada de romanticismos, nada de novelas rosa, nada de amor. Es un simple cálculo para sacar el mayor provecho de la situa.

Tengo un amigo (y espero que no me acribille -el de la historia pasada no me mató-) que me pide un consejo porque sale con una chica con novio. Lo triste no es que él salga con ella, sino que está encarretado, ilusionado, esperando que ella eche al otro. Hasta le cree cuando ella le dice que lo quiere y que son las circunstancias las que no permiten que estén juntos. Le aguanta berrinches y él no tiene una vida

Esto es simplemente una cadena de errores:
  • Esperar algo de la contraparte.
  • Creerle a la contraparte
  • Ilusionarte
  • No buscar otra posibilidad
  • No tener vida más allá de esto
Si bien la sabiduría popular dice que no hay que esperar nada de nadie, en una situación así menos. ¿La razón? La otra persona te esta utilizando, y como te utiliza, todo lo que tiene que hacer es mentir para mantenerte ahí. Entonces, como está en el mejor de los escenarios, mentirá para tenerte ahí.

Pero no es tan negativo. Solo hay que tener el panorama claro y divertirse. Ser amante tiene ventajas: tienes sexo, sin compromiso; por lo tanto tienes la libertad de hacer lo que quieras y tener un back up fijo.

Es más simple de lo que parece. Pero no todo el mundo es capaz de lograr sentirse cómodo en una condición como esta. "Es que yo me merezco mi lugar"; "Que mamera el sel plato de segunda"... Dicen algunos. Pero para algunos ese "lugar" no es tan deseable: Conocer a los suegros, ir a las celebraciones familiares, aguantarse a los amigotes, comprarle regalos a la familia en épocas especiales, no es el plan ideal. "Mejor tener las noches", dicen los partidarios de esta modalidad de relación.

Ahora no quiero que piensen que les estoy recomendando que vayan por el mundo buscando convertirse en el amante de alguien, sino que tengan en cuenta estos asuntos de sentido común para gozarse una situación como ésta.

AHORA LOS INVITO A QUE ME AYUDEN A VER SI TENGO O NO LA RAZÓN:
LÍSTEN LAS VENTAJAS O DESVENTAJAS QUE LE ENCUENTRAN A SER AMANTES!!!

Un abrazo a todos y a todas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada